Todos deseamos paz y libertad,
poder vivir sonriendo de felicidad.
Todos desemos sentir la brisa del mar,
y las caricias de cada amanecer.
Todos deseamos las armas guardar,
cual símbolo de una eterna paz
Pero la vida no siempre es el deseo,
hay momentos que nos pone aprueba.
Quizá lo fiamos todo a dialogar,
como si la palabra fuera una defensa.
Nos creamos un burbuja de ilusiones,.
sin reconocer vivir en una pesadilla.
Llega el momento en que ya no sirve,
hablar y conciliar, solo reaccionar.
Llega el momento decisivo de actuar,
saltar del sofá y coger las riendas.
Llega la oportunidad de reconciliar,
nuestra visión de la existencia ajena.
Aprender a enfrentarnos a nuestro ego,
y ser capaces de miranos al espejo,
que nos desnuda el alma con sonrojo,
mostrando las contradicciones del espíritu.


By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s