Nos pasamos media

vida esperando,

la otra abriendo las manos,

recibiendo.

Dejamos que el tiempo

pase como el viento,

sin inmutarnos

ante todo lo que se lleva.

Miras a la gente

pasar por las calles,

ciegos, distantes

y sin empatía.

Convertidos en individuos

con su mundo propio,

incapaces de interconectar

en un universo anárquico.

Perdidos en una sociedad

desecha,

sin un objetivo común

por el que avanzar.

Creyendo en un efímera

libertad individual,

ajena a las ilusiones

de quienes nos acompañan.

Acompañantes de viaje

considerados casuales,

una decepcionante mirada

que no aporta nada.

Aportar, cinco letras

intrínsecas a la evolución,

cual forma de crecer

y embadurnarnos de sabiduría.

Enriquecernos,

es el agua que nos hace crecer,

que nos sacia las inquietudes

y provoca sonrisas.

By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s