En la serenidad

de los versos,

las palabras

susurran

el alma.

Un espíritu

libre,

rebelde,

y aventurero.

Un corazón

liberado

de prejuicios,

capaz

de enamorarse

de la vida.

By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s