Somos resultado de nuestros pensamientos y decisiones,
con luces y sombras, mostrando nuestro verdadero espíritu.


Resultado de aceptar las contradicciones con que vivimos,
siendo autocríticos con lo que vemos en el espejo.


Un espejo sin censuras, con la mirada coherente del corazón,
donde cada latido es la defensa de lo que pensamos.



By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s