Los castillos
de arena,
se diluyen
con la marea,
incapaces de renovar
la arena perdida.
Desapareciendo
en el anonimato
de la noche.
Incapaces
de divisar
su final.
Asi deambulamos
sin percatarnos,
de que crujen
los maderos
de los edificios
donde vivimos.
Maderos
que quebraran
ante nuestras
pisadas.
Al pretender
vivir el presente,
como si no fuera
el pilar
del futuro.

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s