Cuando las manos
se abran
a entrelazar
los dedos.
Cuando los individuos
aprendan
a sumar,
a arrimar
hombros.
Cuando los círculos
sean símbolos
de encuentro.
Los cambios
fluirán cual unión,
aireando
y renovando
nuestra
mentalidad.
La condición,
es sentirnos
impulsados
a dar los pasos,
necesarios,
que conviertan
la oscuridad
en un recuerdo
pasajero,
abriéndonos
a un mundo
de oportunidades
para nosotros
y los demás.

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s