Una mirada hacia atrás,
nos devuelve al pasado,
con sus sombras
y sus luces.
La morada de los sueños,
unos logrados
y otros olvidados.
El recuerdo de risas
y de tristezas.
El hilo que nutre
lo que somos,
y lo que hemos
dejando de ser.
Un hilo inquebrantable,
el cual respetar,
mas no atarnos.



By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s