Un gesto de abrir la mano, provoca una pequeña brisa,
una inspiración llena de aire de cercanía.


Un abrazo casual, rompe la frialdad de la distancia,
resquebrajando el hielo que ahoga los latidos.


Un beso ante una lágrima, aportando energía en el límite,
en los obstáculos, como remolino ante la adversidad.


Espejo de fondo infinito, en el que los ojos brillan,
con esa luz incontrolable de sentir la vida dentro.


Espejo irrompible, creando imagenes de armonía,
esa música en la que se equilibra nuestra propia existencia.


Espejo obsleto, para algunos, sin embargo capaz de enamorar,
de darnos la oportunidad de abrir los brazos para entregar.


Sendero sinuoso, sin simplicidades pero con la sencillez,
con la suma de pequeños impulsos haciéndonos avanzar.


Sendero estrecho, acercando la compañia de un viaje,
de un recorrido lleno vibraciones muy cercanas.


Sendero de ilusiones, bordeado de velas encendidas,
con el calor de sueños surgidos pálpitos incontrolables.


Canciones escuchadas en el amanecer, con las manos unidas,
pies descalzos hundidos en la arena, erizando la piel.


Cantos a la sensibilidad, un sonido con una sola dirección,
lanzar lo que muestra sangre transporta por convicción.


Melodías llenas de coraje, por el valor de quienes las escriben,
y sobre todo quienes la interpretan sin esquiva ni rubor.


Interpretes de una partitura descrita como obra sin acabar,
pero leida y soñada por la inexistencia de fisuras en el amor.


By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s