Tiempos de guardar 
en una hurna cristal,
las sonrisas.
Tesoro puesto a recaudo
de las garras del cuervo,
deseando deborar el corazón.
Tiempos de estar preparado
ante giros inesperados,
atento a las señales.
Signos en el horizonte cercano,
donde las certezas no existen,
y el futuro es incierto.
Tiempos de profundizar en el espíritu,
una brisa que nos acompaña
en cada aliento de vida.
Espíritu lleno de libertad y paz,
mas no dando la espalda a la realidad,
ante el resurgir de las dictaduras.
Tiempos para reinventarnos,
en el aprendizaje del ser humano,
reconociendo la locura del pasado.
Una locura de la cual despertar,
convirtiendo los días en puertas,
capaces de ofrecernos nuevas
oportunidades.


By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s