Las palabras nos pueden llevar a conversar,
en una contraposición de las ideas.
Ideas basadas en la certeza de la realidad,
sin enmascarar conductas agresivas.
Conductas situadas en el límite de lo racional,
con el único objetivo de desgastar.
Es una obviedad que el desgaste no es conversar,
es la manipulación disfrazada de convicción.
Convicciones extremistas fuera de lo racional,
poniéndose equidistante con las dictaduras.
Dictadura del slogan como forma de convencer.
tergiversando la verdad cual sutil enredo.
Los corderos son corderos no lobos con lana,
capaces de devorar cualquier animal.
Imposible es conversar ante semejante barbaridad,
haciendo inútil cualquier confluencia de ideas.
No se pude ser cómplice de blanquear el odio,
formulando razonamientos de segregación.
Todo ello nos lleva a no perder el tiempo,
por la inutilidad de provocar un cambio.

By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s