Podemos vivir

construyendo una imagen,

a semejanza

de lo que los demás quieren.

Al contrario,

podemos expresar el ser,

cual reflejo profundo

de lo que queremos ser.

Los espejos siempre

tienen dos caras,

la realidad de lo que somos

y los que deseas.

Nunca confrontar

una realidad con un deseo,

nos produce satisfacción

ni mayor sosiego.

La aceptación de ser

con nuestras limitaciones,

no supone renuncias

ni desistir de ilusiones.

Es el paso necesario

para visualizar el destino,

manifestando lo mejor

de nosotros en el camino.

Quizá lleguemos

a la diferencia como expresión,

aceptando que pueda

darse la no comprensión.

Aún asi, el desistimiento

es una rendición,

cuyo recorrido

nos lleva a la tristeza perpetua,

Ante la incomprensión

o la inferencia ajenas,

debemos persistir

caminando

hacia nuestras metas.


By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s