Obviamos los sueños

y las ilusiones,

de quienes nos rodean

o acompañan.

Quizá porque hemos

construido los sistemas

desdeñando

la fuerza increíble

de la comunidad.

Algunos lo llamarían

comunismo barato,

cuando en realidad

somos tribus urbanas.

En el amazona

las tribus se necesitan,

y colaboran unos con otros

sin dudar.

En África las tribus

más antiguas

subsisten,

creando la complicidad

entre los integrantes.

Las sociedades

al convertirse

en piezas de ajedrez,

dejan de pensar

por sí solas

y son manipulables.

Quizá la mejor

forma de ser

libres y felices,

sería ser minimalistas

y colaborar para crear

.By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s