Al amanecer abrimos los ojos,
creyendo estar despiertos.
Pasamos las horas corriendo,
creyendo que dominamos el hoy.
Pensando en la diferencia,
como algo abstracto.
Considerando normal el pensar,
el actuar como los demás.
Que ser diferente es una palabra,
para designar al extraño.
Creando estereotipos que nos unan,
donde el criterio pierde sentido.
Mientras un circulo nos envuelve,
atándonos a una forma de ver.
Donde no existe el prisma,
las perspectivas ni las diferencias.
Provocando sentirnos cómodos,
actuando y reccionando como grupo.
Un bucle que impide el detenernos,
sentir la pausa de observarnos.
Borrando las huellas de la identidad,
de ser alguien distinto a los demás.
Sin preguntas ni respuestas,
renunciamos a decidir de verdad.
Pues nuestra esencia es la libertad,
donde el arcoiris es la diferencia.
Pisamos y caminamos distintos,
unos altos y otros bajos,
hablamos idiomas diferentes,
tenemos culturas dispares,
nuestros orígenes distantes,
pero vemos extraño la diferencia.
La diferencia es la que nos une,
nos complementa y engrandece.
Aportar lo propio para sumar,
no es diluirnos en las masas.
Crear belleza y originalidad,
está en nuestra venas,
y nos hace especiales.
Defender al diferente,
aplaudir al diferente,
comprender al diferente,
es amarnos a nosotros mismos.



By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s