Reinventarse, esa fuerza interior,
que surge de donde no existió.


Una luz intensa, que nos guía,
en la travesía de nuestra existencia.


Convirtiendo nuestros actos,
en una nueva forma de convivir.


Convivir con las cicatrices,
con el dolor y las ansiedades.


Aprendiendo a eliminar lo tóxico,
escuchando el sonido de la sonrisa.


Diferenciando el camino a seguir,
del que los demás pretende construir.


Esa mágica fórmula llena de felicidad,
por su especial componente, amar.


Reinventarse puede surgir en cualquier ocasión,
o simplemente en un cruce de caminos.


Un momento inesperado que nos abre los ojos,
con la fuerza de un volcán de emociones.


Un punto en el que no existe la renuncia a andar,
y sí renunciando a viejas formas de caminar.


Aceptando las oportunidades para luchar,
y sí renunciando a morir entre lágrimas.


Conquistando la vida mirandola de frente,
y sí renunciando al pasado estéril.


El aprendizaje es una fuente infinita,
que alimenta nuestra capacidad evolutiva.



By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s