La fuerza de una mano está en su capacidad para transmitir,
donde el tacto se convierte en la entrega de energía.


Una energia compuesta de vibraciones llenas de alegría,
una sonrisa descompuesta en moléculas de vida.


Una forma de pactar, capaz de transgredir lo establecido,
permitiendo encontrar caminos nuevos olvidados.



By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s