En una carretera,
con una maleta
vieja,
llena
de historias
para contar,
para quien quiera
escuchar.
Pisadas
sobre una asfalto
ardiente,
cual puente
a un mañana.
Pasos
con sonidos
de pensamientos,
en cómo visualizar
un horizonte
lúcido.
Un camino
de sabiduría,
como compañía.
Un camino
para compartir
al final del viaje.
Un viaje sin destino
designado.
Un destino
creado
paso a paso,
un espacio
temporal,
donde adéntrate
y descubrir
la verdad.



By Clemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s