Suena
la música
de un arpa.
La brisa
húmeda
genera
una tenue neblina.
La luna
se refleja
en una laguna,
cual circulo
de danza.
No existe
temor,
solo sonidos
de armonía.
Los pájaros
cantando
provocan
tonos
huecos.
Sentado
sobre una roca,
cierro los ojos
y me dejo
inundar
por la fuerza
de la vida.
Algo inexplicable,
para la mente,
pero embellece
nuestro
espíritu.

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s