Los pasos retumban en la noche.


La calle con sus farolas encendidas.


Un paseo nocturno como cualquier dia.


Paso lento y manos en los bolsillos.


La mente vagando por ideas inconexas.


Una idea, el recuerdo de aquello que pudo ser,
una ilusion desdibujada por el pasado.


Inesperadamente en el centro de la calle,
en un punto caprichoso del tiempo.


Una pared invisible impedía el paso,
las sombras provocaban un efecto espejo.


Un lapsus en el tiempo todo detuvo,
quedando solo ante mi propia existencia.


Un espacio abierto para descubrir,
para sentir el dolor de las alas cortadas.


Alas necesarias para volar donde el corazón,
o el espíritu nos lleve sin obstáculos.


La oportunidad de volver a volar surgió,
con la sola condición de querer hacerlo.


Amar la libertad, es el alma de aquellas alas,
que obedecen al convencimiento de ser el dueño.


Dueño de un destino con latidos atemporales,
tránsito por una vida donde el protagonista.


El escritor de una historia para honrar,
para dar valor a aquello que somos y deseamos.



By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s