El sol y la luna giran a nuestro alrededor,
creando eclipses parciales y totales.


Alumbran nuestros dias y nuestras noches,
influyendo en los ciclos vitales de la vida.


Una vida llena de equilibrios naturales,
donde cada organismo cumple una función.


Nosotros pretendemos vivir ajenos,
sin entender que formamos parte de ello.


Habrimos zanjas en vez de crear puentes,
buscamos la oscuridad en vez de los amaneceres.


Vivimos viendo abrirse el abismo a nuestros pies,
sin comprender porqué todo cambia.


Realmente el cambio está en nuestra mirada,
observamos incrédulos a dónde hemos llegado.


Solo cuando dejemos el individualismo obsoleto,
descubriremos lo sencillo que es convivir.



By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s