Un grito desgarrador resuena en la oscuridad,
resquebrajando las paredes de dolor.
Un silencio tenebroso inunda las noches,
provocando pasos de ansiedad sin control.
Las puertas cerradas cobijan la soledad,
flor marchita que extingue la vida viviendo.
Una oportunidad no es sentir lástima por el otro,
son dedos entrelazados mostrando las salidas.


By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s