La controversia, sendero seguido por quienes crispan,
agrandando las diferencias, cual diversión.


Una diversión donde se brinda con vasos vacíos,
platos sin postre y mesas sin público.


Un público de aplausos huecos y artificiales,
generando el ruido necesario para nuestra atención.


By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s