Ahora más que nunca, debemos abrir las manos,
y extender los brazos, para reconstruir.


Ahora más que nunca, aprendamos que los caminos,
en solitario son un destino a ninguna parte.


Ahora más que nunca, la desesperación es estéril,
en cambio la inteligencia debe brotar.


Inteligentes para abrir nuevas vistas de futuro,
aportando cada uno lo mejor, al servicio de todos.

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s