Vivimos preocupados por romper los límites,
por sentir la cercanía con cada vivencia.


Disfrutar los segundos como si nada ocurriera,
creyendo que la vida es un hilo que no se romperá.


Una conexión con la invulnerabilidad y la felicidad,
cual derecho inalienable que nadie nos quitará.


Mientras existen vidas que se escapan,
sin posibilidad de superar limites ni sonreir.


Vidas volando sin oportunidad ni espacapatoria,
sin poder despedirse, dejando el amor atrás.


Mientras hay quienes luchan por salvar vidas,
con la desazón de ver la sombra de las dudas.


Se despiertan en alerta con la misión de vencer,
y anochece con las lágrimas del cansancio.


Lejos quedan los aplausos ofrecidos por el esfuerzo,
la brisa del olvido y la indeferencia, retornó.


Están pagando un precio muy alto familias enteras,
al mismo tiempo que otros disfrutan de las fiesta.


La esperanza es una puerta difícil de abrir,
cuando no somos capaces de pensar como sociedad.


No sé si unas letras cambiarán un rio revuelto,
aunque siento que cada latido merece una estrofa.


Y cada corazón debe seguir palpitando con una sonrisa,
al ver que entrelazamos manos para remontar.

By Clemente

Un pensamiento

  1. Me gusta .
    La fuerza de la razón es la puerta a la esperanza. Bien merece unos versos para que las aguas de un rió revuelto se tornen más claras, transparentes y cristalinas. “A veces la sociedad mira a la vida con cristales opacos”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s