Jugamos con la palabra libertad, cual juguete irrompible,
sin entender la fragilidad en la que existe.


Dejamos de preguntarnos por su significado y la usamos,
como algo propio innecesario de defender.
Una visión de un prisma con muchas caras y detalles,
que al girarla nos sorprendemos y asustamos.


Ser libres lleva consigo la posibilidad de una elección,
no es una decisión tomada con una firme convicción.


Preguntas múltiples nos haran entender pero no queremos,
reuimos de la realidad externa, soñando con el individualismo.


Ante un huracán devastador, donde hogar y sustento,
donde la vida es la penuria, no existe libertad.


En paises azotados por la sequía perpetua, donde el hambre
se siembra con cadáveres, no existe libertad.


En las infinitas guerras religiosas o económicas, donde uir,
es solo una oportunidad de esquivar el sufrimiento o morir,
no existen puertas ni caminos de libertad.


Otros se erigen en defensores de patrias subyugando,
y apoderándose de la libertad por la fuerza y el poder.


A veces la pregunta correcta, es poner en duda la existencia,
o la posibidad de la libertad, o quiza sea una quimera.


Quizá sentarnos a observar la cruda realidad que nos rodea,
nos acercará a lo fácil que es perder la libertad,
y lo dificil de recuperarla cuando surgen las cadenas.


By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s