Mesura en las palabras,
vocablos llenos de sonrisas,
abriendo hueco en las selvas,
de discusiones estériles y efimeras.
Mesura en los gestos agresivos,
como barrera a la ira de descontrolados.
Mesura para compartir ideas,
proyectos e incluso puntos de vistas.
Mesura como vehículo del acuerdo,
en el que el encuentro sea dar la mano.
Quizás encontrar la pradera del sosiego,
donde encontrar alguien pacífico
no sea extraño.

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s