Una vela alumbrando la noche.
Un aroma a otoño impregna el aire.
La lluvia siembra de vida la tierra.
En manos serenas reposa
un libro de hojas amarillentas.
Los dedos pasan páginas llenas,
de letras describiendo sonrisas.
Letras escritas con la visión,
una mirada paciente y transparente.
Cada frase lanzada cual flecha,
donde la diana es el mañana.
Párrafos de esperanza innata,
alejando la mente de sombras.
Una mente uniéndose con la aventura,
a un descubrimiento recíproco.
Descubrir la fusión de los sentidos,
y la pasión por volar en la ficción.
Ficción como puerta a otro mundo,
permitiendo la distancia con el pasado.
Alejarnos nos acerca a la verdad,
a percibir lo importancia de la paz.
Paz con los sueños y los latidos,
un hilo enhebrado al equilibrio.
Apaga la vela encontrando el abrazo,
la caricia de una nueva perspectiva.
No existe mayor sonrisa,
que mirar al espejo y ver ojos brillantes.


By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s