La sensatez está unida al equilibrio del pensamiento,
a medio camino entre cruces y vericuetos.
Un equlibrio brotando entre la razón y el impulso,,
balanceándose sobre un delicado jarron, el juicio.
Un jarrón diseñado para ofrecer serenidad en el bullicio,
con la fragilidad para quebrarse por el impulso.
Al igual que en una gran obra pictórica, las pinceladas,
los detalles necesitan paciencia y madurar.
Paciencia en la apertura de puertas hacia la evolución,
al igual que en la resolución de un laberinto.
Un laberinto cuya salida nos muestra un gran círculo,
en cuyo epicentro se levanta la sensatez.
La oportunidad de discernir el valor de cada hoja,
de cada pétalo de esa flor que es una idea.
Posiblemente existan espinas y obstáculos que rompan,
o prentendan destruir el fino hilo que une el círculo.
Juicio, equilibrio, paciencia y madurez, pilares
cuyos orígenes se encuentra en mentes evolucionadas.
Mentes de miradas libres, de tabúes y limites estériles,
trazando los senderos de la sensatez, cual escultor.
Descubramos entre la locura, el impulso o !a soberbia,
la magia de dormir tranquilo, rodeado por la sensatez.

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s