No existe conquista sin lágrimas ni lucha,
donde el sacrificio es el manantial que sacia.
Cada lágrima surge del abandono de una etapa,
un espacio en el tiempo, que cruzar.
Momentos rodeados de dolor por un giro radical,
cuyo entendimiento abrirá nuevas puertas.
Puerta cuya llave tiene labrada una elección,
un camino a descifrar con las claves de la intuición.
Una intuición iluminando las hojas de un guión,
un libro abierto destinado a ser escrito con pasión.
Escribir con dedos llenos de osadía y decisión,
llenándolo de letras recubiertas de mágicos sueños.
Magia impregnada de retos a afrontar y resolver,
cual encriptado crucigrama repleto de señales.
Señales indicando el cruce de nuestro camino,
y aquello que nos depara el destino.
Quizás desconozcamos y nunca sabremos cual será,
ni al llegar sepamos que en nuestras manos está.
Quizás sea justo el momento en que una mueca,
una sonrisa surge en nuestra cara de forma perpetua.


By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s