El invierno se acerca con vientos nuevos,
aires de renovación, llenos de magia y pasión.
Magia de los brillos, las luces y las sonrisas,
convirtiendo nuestros gestos en sinceros.
Gestos por convivir, dejando atrás lo obsoleto,
aquello que nos ata a estructuras o formas viejas.
Abriéndote a la pasión por disfrutar de la vida,
guiándote por las estrellas de la noche.
Estrellas de luz limpia que nos envuelve,
para ofrecer caminos nuevo llenos de futuro.
Llega el momento de decidir al borde del abismo,
en el límite de lo real y lo imaginario.
Elegir entre ofrecer, construir, renovar o avanzar,
o por el contrario seguir siendo cenizos sin sonrisa.
Esa sonrisa que alumbra la amabilidad y el afecto,
a la cual no debes dar la espalda, mas es tu elección.
Sin embargo, oportuno es no solo lo material poseer,
sino aprender a abrir el corazón para compartir.

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s