Caminaba en una noche fría de invierno,
por la playa, cuando un destello me cegó.
Manos a la cara me llevé, caí a la arena,
desmallado quedé por aquel resplandor.
Tumbado, todo una año, pasó por mi mente,
luces y sombras, vivencias pasadas.
Al despertar me encontré cientos de luces,
la Navidad había entrado en mi vida.
Sentí la necesidad de abrazar, de sonreír,
de correr y bailar hasta el amanecer.
Sentí mi corazón latir de tal forma,
como si por la boca fuese a salir.
Derepente me detuve naciendo en mi,
una sonrisa cómplice con la felicidad.
Sabía que debía compartirla, ofrecerla,
aprender a amar la vida como nunca antes.

Feliz Navidad!!!!.
By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s