Detengamos la fiesta y pensemos.
La poesía se ahoga con las lágrimas.
Lagrimas de indignación por la sinrazón.
Exigiría respeto pero no me van a oír.
Esos que no escuchan, ni piensan y matan.
Aún así, que corra como la pólvora, el grito,
la indignación por quienes se apoderan de vidas.
Hombres que me avergüenzan de verlos existir,
no podemos mirar para otro lado.
Si a ti que eres hombre, debes dar el paso,
levantar la cabeza y luchar junto a ellas.
No se las puede dejar solas en esta lucha,
no existen excusas ni segundas interpretaciones.
La sonrisa se me apaga al ver semejante
vergüenza, más no puedo callar.
BASTA YA!!!!!!!!!

By Clemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s